Sin categoría

CALMA

Hoy no ha sido un día muy bueno, al igual que otros pero un poco diferente. La desesperación y estrés se apoderaron de mí, ese sentimiento de entrar en un bucle en el cual por más que quieras salir no puedes porque sigues buscando hacer exactamente lo mismo para salir de él. He tenido mucha inspiración, ataques creativos que he podido rescatar y buscar la manera de echar a andar en su momento; al intentar escribir esto por ejemplo pienso demasiado lo que intento expresar porque tengo demasiadas ideas en mi cabeza y no logro ponerlas en orden. Pensaba en escribir otra cosa, porque fue lo primero que se me vino a la mente y quería escribirlo para no olvidarlo. Lo escribí. Lo cambié. Lo borré. Lo sigo teniendo en mente. Quiero volver a escribir de ello pero no se cómo. Estrés. El calor no ayuda mucho, este día ha sido uno muy caluroso y entre tener mil ideas en la cabeza agitandome el corazón, es sumarlo un calor que nomas no puedo lograr quitar del todo (y no, no es fiebre jaja).

En la tarde quería ir a comprar alimentos para hacer la comida y buscar el pretexto para caminar un poco y lograr despejar la mente aunque con el calor, pero siempre hace bien un poco de sol y aire fresco. Pero no, entre esas mil ideas venían otros miles pensamientos, decidiendo por mí y paralizandome una vez más.

Hubo algo que hizo que mi frustración aumentara, una foto… La cual irónicamente me transmite calma. Pero en su momento me generó mucho estrés y tanta desesperación. Creo que lo siguiente generaliza cómo soy. La foto es simple, no necesita mucho el azul predomina y el blanco resalta, un poco de mar, olas y un velero, nada más. Simple. Complicado. Pero qué fue lo que me hizo entrar en este estado? Los colores. Sí, solo eso hizo que explotara y sintiera esa adrenalina de querer correr pero en cambio no hacer nada y solo pensar en arreglarlo.

Bueno pues ¿cómo esta simple foto hizo que me volviera loca?, por su simpleza. Sí, por esa calma que se ve. Al estar en constante búsqueda de respuestas, ideas, inspiración, sobrevivir, mantenerme, generar… esa calma me vuelve loca. Me gusta, sí. Pero me he dado cuenta que estos meses me irrita aquello que no tengo, en este caso la tranquilidad.

Un ejemplo de los colores que me tenían estresada

Como ven la foto es sencilla, y creo que es algo que se debe respetar y que la mente no logra asimilar. Arreglé un poco la luz y detalles que yo le encontré, no era mucho. Pero en mi mente pensaba, no puede ser así de simple y ya, necesita algo más, que la haga destacar. De ahí mi frustración con los colores. Porque yo le busqué ese detalle y lo encontré. Me pasaba lo mismo al querer subirla y querer escribir algo, simplemente no podía porque me sentía abrumada con tanto en mi cabeza. Al final opté por poner “Calma”.

Escribo esto casi una semana después de sentirme desesperada, admito que la foto aún me hace ruido jaja. Sí, tuve que dejar de escribir porque era demasiada mi frustración por querer forzarme en escribir algo. Es interesante como en cuestión de una semana algo te puede hacer sentir igual, o no, pero ya no le tomas la importancia que tenía en ese preciso momento. Como en todo ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s